París…¡Oh là là!

Algunos la llaman la ciudad de la luz; otros, la ciudad del amor… París es una ciudad que no deja indiferente a nadie. Seguro que en algún momento de tu visita se te escapará un ¡oh là là!.

París tiene infinidad de cosas que ver entre museos y lugares emblemáticos. Probablemente en 3 días no tengas suficiente, pero al menos puedes visitar lo más importante y quizá vuelvas en otra ocasión para adentrarte más en lo que es la vida cotidiana y la cultura francesa.


Mi historia con París

La primera vez que la visité apenas tenía 16 años e iba de viaje de fin de curso con mis compañeros de clase. No volví hasta pasados 12 y esta vez arrastré a mi familia durante un fin de semana y todo por ¡ir a un concierto! Sí, sí…¡una locura!

¿Conoces esa sensación de llegar a un sitio y sentirte como en casa, como si lo conocieras al dedillo? Pues eso me pasó con París. La recordaba tal cual y estaba igual de bonita que la primera vez que fui.

Es una de esas ciudades a las que volvería una y otra vez. Tiene ese toque romántico que encandila y te hace enamorarte de cada rincón.

La Torre Eiffel mientras anochece

La Torre Eiffel mientras anochece

 

Lo que más me gusta de París

La Torre Eiffel
 Era de esperar que estuviera en primer lugar. Su construcción terminó en 1889 y es una auténtica obra arquitectónica. Sólo hay que ponerse a sus pies para darse cuenta de su grandeza. Y por supuesto, ¡tienes que subir hasta arriba!
La Catedral de Notre-Dame
 Una de las catedrales góticas más antiguas del mundo. También puedes subir a sus torres y admirar la ciudad desde otro punto de vista diferente al de la Torre Eiffel, pero ¡ojo, que son casi 400 escalones hasta ellas!
La Basílica del Sacré-Coeur
Situada en la cima del maravilloso barrio de Montmartre. Una iglesia romana-bizantina que ofrece otra impresionante vista de la ciudad.
Barrio de Montmartre
Para mi, el barrio por excelencia de París. Su aire bohemio y sus calles repletas de pintores…si tengo que elegir un lugar donde alojarme, sin duda es este.
El Museo del Louvre
Vale, no deja de ser un museo, de sobra conocido por la pirámide de cristal y por “La Gioconda” o “La Mona Lisa” de Leonardo da Vinci, pero su majestuosidad me dejó con la boca abierta la primera vez que lo visité. Un auténtico templo para los amantes del arte.
Pasear por sus barrios
¡Y mucho! Desde los más pintorescos hasta los más refinados.
Navegar por el río Sena
Relajarme navegando por el río Sena a bordo de un bateau mouche.
La Catedral de Notre-Dame

La Catedral de Notre-Dame

La Basílica del Sacré-Coeur

La Basílica del Sacré-Coeur

De crucero con un bateau mouche

De crucero con un bateau mouche

Recomendaciones

  • Utiliza el Metro. Es rápido y fácil de usar. Aunque ya sabes que yo soy de patearme las ciudades, he de decir que el metro de París es fantástico para moverte por allí. Las entradas están señalizadas como “Metro“, “Metropolitain” o con una simple “M“.
     
  • Torre Eiffel. Puedes comprar los tickets online, eliges día y hora, y te ahorras las esperas en taquilla. Si ves que el día ha amanecido bueno para subir a la torre, cómpralas desde el hotel, no hace falta que vayas con ellas compradas de casa. 😉
     
  • Notre-Dame. Madruga. Intenta llegar allí antes de las 10 de la mañana o perderás cerca de 2 horas en la cola esperando a entrar.
     
  • Sacré-Coeur: Puedes subir los 200 escalones hasta la basílica o coger el funicular. Si has comprado un billete de metro de 10 viajes, puedes utilizar uno para éste.
     
  • Lleva paraguas. Lamentablemente es una ciudad en la que llueve prácticamente todo el año, sea la época que sea. Pero no desluce para nada la ciudad, créeme.

 

Una entrada al metro de París

Una entrada al metro de París

¡No te olvides el paraguas!

¡No te olvides el paraguas!

Por cierto, ¿sabes a qué huele París? ¡A bollería de la buena! Entre crepes, napolitanas (allí llamadas “pain au chocolat”)…¡tendrás hambre a todas horas! 🙂

Y ni que decir tiene de sus quesos… Bueno, en general es una ciudad en la que se come maravillosamente bien, así que si eres de buen comer como yo…¡seguro que lo disfrutas!

Si quieres conocer otra ciudad francesa con un encanto especial, te invito a que vayas a ¡Toulouse! Una ciudad con mucho que ofrecerte.

Un beso y ¡hasta pronto!

2 comentarios

  1. Teresa
    03/09/2017

    ¡Hola! Estuve en París por primera vez hace tres meses y ¡me encantó! He viajado por EEUU la mayoría de las veces, pero desde hace un tiempo me pica el gusanillo de viajar por Europa. Gracias a la información que compartes en tu blog creo que será mucho más fácil y divertido escoger cuál va a ser nuestro próximo destino en nuestra siguiente escapada:) Gracias!

    Responder
    • Every Place in a Sigh
      03/09/2017

      ¡Hola Teresa!

      ¡Me alegro que te gusten las propuestas! Espero que te sean de ayuda y si necesitas algún consejo ¡no dudes en pedírmelo!
      Europa tiene infinidad de sitios muy bonitos y poquito a poco iré compartiendo cada uno de ellos.
      Qué envidia que hayas viajado tanto por EEUU, ¡a mi me encantaría poder hacerlo!

      ¡Un beso!

      Responder

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *