La mejor ruta a pie para conocer Múnich en un día

Te tengo preparada la mejor ruta a pie para conocer Múnich en un día.

Es cierto que es una ciudad grande, y que habrá cosas que te quedes sin ver, pero esta ruta está pensada para que te mezcles con la gente y admires la arquitectura de esta magnífica ciudad.

Serán cerca de 7 kms y unas 8 horas andando, pero ¡tranquilo! que también tengo preparadas unas paraditas para coger fuerzas 🙂

Lo ideal para este plan es que te levantes temprano, y empieces la ruta a primera hora de la mañana, pongamos que entre 9 y 10, no más tarde, o acabarás yendo con prisa a todos los sitios.

Cálzate un buen par de deportivas, échate la cámara al hombro y ¡andando!
 


¿Desde dónde empezar?

Desde Karlsplatz, uno de los puntos de encuentro más comunes de la ciudad. Puedes llegar allí en Metro, tiene su propia parada, o andando desde la estación central de Hauptbahnhof, sólo te llevará 5 minutos.

Tras cruzar una de las antiguas puertas de acceso, Karlstor, dirígete por la calle peatonal Neuhauser, hacia la Catedral de Nuestra Señora de Múnich (Frauenkirche), uno de los edificios góticos más grande de Alemania que acoge la tumba del emperador Luis IV de Baviera.

Busca dentro de la iglesia la “Pisada del Diablo” y lee su leyenda.

La siguiente parada a la que te dirijo es a la principal atracción de Múnich, la plaza de Santa María (Marienplatz). Su edificio más distinguido es el Nuevo Ayuntamiento (Neues Rathaus) con su carrillón, y la fuente Fischbrunnen y la columna de Santa María (Mariensäule), ambas puntos de reunión de los lugareños.

Neues Rathaus, en Marienplatz

Neues Rathaus, en Marienplatz

Después de admirar el estilo neogótico del corazón de la ciudad, camina hacia la Iglesia de San Pedro (Peterskirche) y sube a su torre para tener las mejores vistas panorámicas de Múnich.

Impresiona bastante por su altura y por la estrecha pasarela por la que te moverás. Échale valor y sube los 306 escalones hasta la cima, créeme, las vistas no te decepcionarán.

Vistas del Altes Rathaus y la torre de Peterskirche

Vistas del Altes Rathaus y la torre de Peterskirche

El siguiente destino es uno de los mercados más antiguos y animados, el Viktualienmarkt. Podrás comprar bebidas y alimentos frescos para el resto del día.

El famoso mercado Viktualienmarkt

El famoso mercado Viktualienmarkt


¡Parada para comer!

De camino a nuestra parada para comer, pasarás por el Antiguo Ayuntamiento (Altes Rathaus), un edificio con aires medievales que alberga en su interior el Museo de los Juguetes. Si viajas con niños es un lugar que no deberías perderte.

Has llegado al punto donde cogerás fuerzas para lo que queda de camino, la cervecería por excelencia de Múnich, HofbräuhausEcha un vistazo a su menú, así podrás conocer de antemano la variedad de platos y sus precios.

Cervecería Hofbräuhaus

Cervecería Hofbräuhaus


Continúa la marcha

Con energías repuestas, inicia la marcha en dirección a Max-Joseph-Platz, una plaza imponente que alberga entre otros edificios de interés, la Residencia (Residenz), antiguo hogar de los monarcas bávaros.

A unos pocos pasos encontrarás otra histórica plaza, Odeonsplatz, que enmarca un símbolo del honor del ejército bávaro, el Feldherrnhalle, y la Iglesia de los Teatinos (Theatinerkirche) que llama la atención por su fachada amarilla.

Cambiamos de tercio y nos adentramos en uno de los parques urbanos más grandes del mundo, el Jardín Inglés (Englischer Garten), no sin antes alucinar con la Eisbachwelle, una ola creada artificalmente para poder hacer surf.

Adéntrate hasta la Torre China (Chinesischer Turm) donde encontrarás un lugar encantador para poder descansar.

Eisbachwelle

Eisbachwelle, ¡la ola!


Últimas paradas de la ruta

Cruza el parque en dirección oeste para atravesar la zona universitaria hasta llegar al área donde se concentra el mayor número de museos, entre ellos la Nueva Pinacoteca (Neue Pinakothek). Si eres un apasionado del mundo del arte, ¡esta es tu zona!

La ruta finaliza en otro pequeño paraíso verde, el Antiguo Jardin Botánico (Alter Botanischer Garten), donde podrás descansar tomando algo en la cafetería de allí.

 

Si después de esto, te has quedado con ganas de más, presta atención a las próximas entradas, porque te hablaré de cómo llegar a un castillo ubicado en la misma ciudad, que fue residencia de verano de los antiguos reyes bávaros.

 

Si quieres saber qué hacer y cómo llegar a Múnich, puedes ver aquí algunos consejos sobre tu viaje.

 

Un beso y ¡hasta la próxima!

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *