Brujas, pura belleza belga

Hoy quiero hablarte de Brujas, una pequeña ciudad cerca de la costa belga que es una auténtica maravilla para los ojos…

Me fui un fin de semana a Bruselas y no quería desaprovechar la ocasión para acercarme a esta ciudad de cuento que se encuentra a unos 100 kilómetros de la capital de Bélgica.


¿Cómo llegar?

Desde Bruselas hay un tren con previa parada en las ciudades de Aalst y Gante. El trayecto de ida y vuelta en el mismo día cuesta 15,60€ y tarda alrededor de una hora.

Los trenes parten cada hora desde cualquiera de estas tres estaciones principales de Bruselas:

  • Bruxelles-Midi o Gare du Midi
  • Bruxelles-Central o Gare Centrale
  • Bruxelles-Nord o Gare du Nord
 

Puedes comprar el billete en cualquiera de estas estaciones en ventanilla o en las máquinas expendedoras.

Una vez te bajes del tren en la parada de Brujas, lo único que tienes que hacer es salir de la estación y dirigirte hacia donde va todo el mundo 🙂

Está bien señalizado y las indicaciones te llevan directo al Markt, al pleno centro de la ciudad. Desde ahí ya todo depende de ti y de las ganas que tengas de conocer la ciudad.

Camino al Markt

Camino al Markt


¿Qué verás en Brujas?

Lo que te vas a encontrar en esta hermosa ciudad medieval son la mayoría de las viviendas adornadas con geranios, perfectamente bien conservadas (algunas datan del año 1600) y su gente moviéndose en bicicleta de aquí para allá.

Mi consejo es que te pierdas por sus calles, no lleves un rumbo fijo, encontrarás casas preciosas y callejuelas que te enamorarán.

Contraste de colores en Brujas

Contraste de colores en Brujas

 

Llama la atención el contraste de colores de sus edificios, pintados con colores vivos, en un blanco inmaculado o desnudos en un ladrillo rojizo oscuro. La mayoría no superan los 3 pisos de altura así que lo más alto que verás serán las torres de las iglesias.

Contraste de colores en Brujas

Contraste de colores en Brujas

 

A pesar de ser una de las ciudades más visitadas de Bélgica, encontrarás tranquilidad si te alejas un poco del centro turístico.


Museos y lugares de interés

Entre todo lo que puedes ver, destaca:

Markt

Esta plaza es el centro neurálgico de Brujas, la más fotografiada y la más bonita cuando se encienden las luces una vez ha anochecido.

Desde aquí parten algunas excursiones en coche de caballos para recorrer parte de la ciudad.

Belfort

El campanario que se alza casi 100 metros sobre el Markt es el símbolo de Brujas y es patrimonio de la Unesco. Puedes subir y contemplar desde arriba una bella estampa de la ciudad si estás dispuesto a pagar 10€ y a subir los más de 300 escalones que te separan de la cima.

El único inconveniente de subir al Belfort es que las visitas están limitadas a 70 visitantes y se suelen formas largas colas de espera…

Burg

Esta otra plaza situada a una manzana al este del Markt acoge varios lugares que puedes visitar como el Stadhuis (Ayuntamiento) y la Heilig-Bloedbasiliek (la Basílica de la Santa Sangre, que dicen que guarda una reliquia con unas gotas de la sangre de Cristo).

Groeningemuseum

Principal museo renacentista de Brujas que resume la historia del arte belga y entre sus pinturas destacan los mundialmente famosos lienzos de los Primitivos Flamencos.

Memlingmuseum

Este museo está emplazado en el antiguo hospital de San Juan del siglo XII, el Sint-Janshospitaal, que recoge antiguos instrumentos y cuadros relacionados con la medicina, aunque también expone las obras maestras de Hans Memling, artista flamenco del siglo XV.

Beginhof

El beguinato, es un complejo de casas y jardines datados del siglo XIII declarado Patrimonio de la Humanidad. Hoy en día está habitado por las monjas de la Orden de San Benedicto, aunque antiguamente era el hogar de las begijn (beguinas), viudas y huérfanas de los cruzados y mujeres emancipadas que llevaban una vida de celibato.

Se puede visitar una de las casas, reconvertida en museo, donde podrás ver cómo era su vida cotidiana.

Sint-Janshuismolen

Este es uno de los cuatro molinos que aún siguen en pie en Brujas. Éste, que data del siglo XVIII y el que está a unos pasos del mismo, el Koeleweimolen, admiten visitas.

 
Belfort, el campanario de Brujas

Belfort, el campanario de Brujas


Otra lugares para descubrir Brujas

Además de estas opciones, Brujas tiene un rico patrimonio religioso con iglesias, capillas y abadías dignas de admirar como la de Jeruzalemkapel (Capilla de Jerusalén) y la Sint-Annakerk (la Iglesia de Santa Ana).

Si eres más de probar la gastronomía local, en Brujas hay varios museos en los que se ofrecen visitas guiadas donde explican la elaboración de producto regional y además ¡puedes catarlo! Algunos de ellos son:

  • El Choco-Story, o Museo del Chocolate. Puedes imaginarte de qué va esto… 🙂
     
  • Brouwerij De Halve Maan. Una cervecería con una tradición de 6 generaciones fabricando la cerveza típica de Brujas, la Brugse Zot.
     
  • Brugs Biermuseum o Museo de la Cerveza en Brujas. Ideal para conocer la historia de la cerveza belga y sus diferentes tipos y sabores.
     
  • Frietmuseum o el Museo de la Patata Frita. Conocerás la historia de la patata en su formato de fritura y todas las salsas con las que se pueden acompañar.
El molino Sint-Janshuismolen

El molino Sint-Janshuismolen


Últimas recomendaciones

  1. Que no te engañe lo pequeña que pueda parecer esta ciudad, tiene cantidad de lugares para ver. Si únicamente vas a pasar el día, te recomendaría que echaras un vistazo a lo que realmente te apetece visitar, ya que suele haber bastante gente y acabarás perdiendo mucho tiempo.
     
  2. Puedes pasarte por la oficina de turismo que está en la misma estación de Brujas en la salida hacia la ciudad. Podrás coger algún plano o pedir información sobre lo que puedes ver el día que vayas a visitar la ciudad.
     
  3. Darte un paseo por Brujas montado en sus carros tirados por caballos puede resultar muy tentador pero puede acabar con tu bolsillo vacío… Un paseo de media hora es caro. Pero si te apetece vivir la ciudad de otra manera, ¡adelante!
     
  4. La entrada a algunos museos y lugares de interés pueden parecer caras. Por eso mismo te dije anteriormente que eches un vistazo a los lugares que te gustaría visitar para hacerte un presupuesto de lo que te puede salir la visita a Brujas.
     
  5. Tienes la opción de comprar en la oficina de turismo la Brugge City Card para beneficiarte de descuentos y entradas gratuitas.
     
Canal de Brujas y uno de sus paseos en barco

Canal de Brujas y uno de sus paseos en barco

 

Créeme cuando te digo que es un lugar mágico, de esos a los que volverías con los ojos cerrados.

¿Has viajado a Brujas o tienes alguna duda sobre la ciudad? ¡Cuéntame! ¡Escríbeme un comentario y hablamos!

Un beso y ¡hasta pronto!

 

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *